jueves, 18 de diciembre de 2008

Exclusivo
“A los medios todavía les queda un espacio para la pelotudez y no alertar a la población”
Se refiere el guionista de Vidas Robadas a los medios de comunicación actual en una entrevista sin desperdicios

Por Gustavo Llabra
Fotografía: Guadalupe Carrizo


Al finalizar la conferencia de prensa y en medio del tumulto de gente, los móviles en vivo a la vuelta de Susana Trimarco y el ruido ambiente de las voces rezagadas por el silencio del vivo-directo mediático que acaba de pasar, sobresale la cabeza de Marcelo Camaño. Ese joven de barrio, tranquilo, que parece esperarme y que no teme a la llegada de un joven envuelto en cables y aparatos que corre hacia él.
Ese es el mounstro (por lo grande) creador de historias tales como El Capo, Montecristo, Vidas Robadas, Doble vida y que su presencia provoca en mi una sensación muy difícil de explicar, pero imagínense lo que es por un momento estar a tan solo un paso de distancia del aquel mounstro con quien compartimos la misma vocación y que desde el interior del país creía imposible compartir un segundo con él alguna vez, muchas gracias Marcelo.

¿Cuál crees que fue el impacto social de Vidas Robadas?
El impacto más fuerte es que el tema de la trata de personas llegó a gente que lo desconocía por completo y ni siquiera esta temática había sido retratada en noticieros u otros programas periodísticos. Esa era nuestra función que la gente que nada tiene que ver con ésto se enterara, y la gente que está siendo víctima de ésto y tenían un espacio y las dejaban ver la novela, supieran que hay gente retratada en esa ficción que en la vida real las están buscando.

¿Cómo crees que la gente se enfrenta ante la problemática de la trata de personas luego de ver la telenovela?

A mi me parece que la gente lo tiene claro, lo que todavía no lo tienen claro son los medios, hay una constante y permanente presencia de noticias sobre allanamientos y escarches a prostíbulos, la gente está más apiolada pero a los medios todavía les queda un espacio para la pelotudez permanente y no cuentan con un espacio para ayudar a alertar al resto de la población sobre estas problemáticas. Por supuesto, una noticia tapa a la otra y una realidad tapa la otra, pero… digo… si tuviéramos un poquito más de permanencia con esta problemática ayudaríamos más.

¿En qué se diferencia VR frente a los distintos productos audiovisuales con temáticas parecidas?

A nosotros lo que nos pasaba en concreto con VR era que teníamos a las víctimas muy cerca y que estaban padeciendo todavía las consecuencias de sus problemas. Las teníamos muy en caliente y muy en sangre viva y teníamos que tener mucho cuidado de no defraudarlas a ellas también porque todas querían que contemos su versión, su porción de la historia.
En el caso de Montecristo trabajábamos con los civiles que habían sido cómplices de los militares, estábamos un poco más distanciados y podíamos jugar un poco más con lo que nosotros realmente creíamos de toda esa fauna. Además contábamos con la colaboración de Abuelas de Plaza de Mayo e Hijos que eran víctimas absolutas de toda esta trama y que realmente como en el caso de Susana Trimarco se lucha por una esperanza y por un seguir adelante, por conocer la verdad y por no perder la memoria.

¿Qué factores tuviste en cuenta para la construcción dramática de VR?
Nosotros no nos basamos 100% en el caso de Marita sino en los grandes paradigmas del caso Marita y no en cuestiones muy puntuales que tienen que ver con esta provincia, pero básicamente cómo era la localización de las víctimas, cómo las secuestran y el proceso de cautiverio y tuvimos que tomar una decisión para el personaje de Juliana (Sofía Elliot). Ésta tenía que ver con que si íbamos por el camino habitual o si hacíamos algo más de ficción que fue lo que hicimos, que juliana fuese como la preferida del tratante porque es tan grave y tan mounstroso lo que pasan las chicas durante su cautiverio sobre todo en el período de ablande que no lo soportaba el público. Tuvimos un proceso de trabajo donde se veía a juliana en el proceso de ablande y ni siquiera nuestros compañeros del canal se la bancaban. Entonces tuvimos que buscar la vuelta para poder contarlo sin caer en golpes bajos y que la novela pudiera permanecer.

¿Por qué no se lo bancaban?
Porque era completamente fuerte, recordemos la famosa anécdota de aquella chica que se escapó, la asesinaron y cuyo cuerpo lo dejaron en el cuarto con el resto de la compañeras durante cinco días para que aprendiera la lección. Para nosotros era genial poder contarlo pero aberrante para mirarlo.

Después de VR ¿Cómo es Marcelo Camaño guionista?
Mira, espero que no me ataque la culpa todo el tiempo porque nosotros somos profesionales de Televisión y hacemos entretenimiento y yo tengo una línea que tiene que ver con problemáticas sociales. Para ésto hacen falta productores con la misma mirada generacional y se está dando en telefé, no en otra empresa entonces es muy importante que mantengamos a nuestros directores para poder seguir con la temática. Todo depende de quiénes nos dirigen porque si ellos reciben presiones, no de amenazas sino de las pautas publicitarias tienen que cambiar el eje, es lógico son empresas privadas.

Después de VR ¿Cómo es Marcelo persona?
A mi me cambia la vida porque me puse un poco más alerta y a mi todavía me cuesta distinguir como a Susana que hay policías buenos y malos, para mi son todos malos o que la experiencia que he vivido me condicione. Conocerla a Susana o a las chicas del equipo legal y que cada sábado llamaran de la Fundación y dijeran porque ustedes están haciendo tales cosas nosotros pudimos conseguir o resolver… tales otras.
Pero a mi me cambió la cabeza desde el primer encuentro con Susana (Trimarco) que fue demoledor, tan demoledor que le pregunté luego de una charla de horas fue “¿a vos te sirve ésto?”, (susurra) Y me dijo “a mi me sirve cualquier cosa que venga de los medios porque si lo instalamos en los medios el tema permanece y la gente se entera y me interesa que lo vea mi hija”. Después de eso sentís una gran responsabilidad.

1 comentario:

Juan Pablo dijo...

Hola!!me paso para felicitar tanto al entrevistado como al periodista...
al Entrevistado:es realmente alentador ver como,todavia,en un medio ciego por el ego,la fama y la fortuna,existe(por suerte)gente humilde,laburante,y por sobre todas las cosas,PROFESIONAL.Verdaderamente gracias,por transmitir la realidad con todos sus matices y sus variantes,es eso lo que hace falta mas en los medios para poder,como bien decis,alertar a la poblacion.
Al periodista:te agradesco por haberme llevado con tus palabras al núcleo de esta entrevista,y por transmitir nítidamente tu perspectiva sobre la problematica de la cual trataban con tanta fluidez...felicitaciones tambien por haber conocido a semejante talento nacional

Estadisticas Gratis